BeDance MagazinePie plano en bailarines ¡Ejercicios para combatirlo!

Seamos claros, como bailarín tus pies son tu principal instrumento y por eso necesitan de mucha atención y cuidado ¿Se los das?

La alineación del cuerpo y su desempeño están directamente relacionados con la base en la que está colocado, es decir, tus pies; en su estructura debe tener cuatro puntos de apoyo y de esta forma, el peso del cuerpo no recae directamente en el suelo.
El arco del pie cumple la función de suspender el peso con un espacio de aire, como los resortes. El pie plano es una afección compleja, con diversos síntomas y grados variables de seriedad, sin embargo la característica principal es la pérdida total o parcial del arco (el resorte en nuestro pie).

El pie plano en los bailarines o deportistas suele ser una problemática en cuanto al rendimiento de las actividades, sin embargo, se puede contrarrestar al fortalecer algunos músculos auxiliares en la planta del pie:

1. Fortalece los músculos, apóyate en un escalón con la mitad del pie fuera, es decir, deja el talón fuera del escalón; para ejercitar lo que debes hacer es subir y bajar el talón, realiza este ejercicio en 3 series de 10 repeticiones.

2.  Sin zapatos ni zapatillas, siéntate sobre una silla, apoya ambos pies en el piso y presiona los dedos del pie contra el piso, manteniendo los tobillos totalmente inmóviles . Mantén la presión durante 2/3 segundos, relaja y vuelve generar la presión 2/3 segundos, realiza 3 series de 10 repeticiones.

3. Siéntate con los pies encima de una toalla. Poco a poco agarra la toalla con los dedos de tus pies haciendo que la misma se acerque a ti. Una vez que llegues al final, arruga la toalla en la dirección opuesta. Haz 2 repeticiones con cada pie.

4.- Con los pies apoyados en el suelo, coloca un lápiz en el suelo delante de ti, levanta el lápiz con el pie derecho y mantén esta posición durante tres segundos. Devuelve el lápiz al suelo. Haz 2 series de 10 repeticiones con cada pie.

5.-  Camina en puntas de pie para fortalecer los músculos de los pies, los tobillos y las pantorrillas. Párate con los pies separados  y comienza a caminar en puntas de pies por 15 segundos. Descansa 15 segundos y repite el ejercicio cuatro veces.

 

Además de estos ejercicios, es conveniente que descanses y consientas a tus pies de vez en cuando, para esto nada mejor que un masaje:

  1. Toma el dedo pulgar y meñique , ala un poco hacia afuera sin exagerar, intenta mover los dedos del medio, luego suelta los dedos y flexionalos todos a la vez.
  2. Abre y cierra los dedos como si fueran un abanico enorme y bien extendido.
  3. Toma cada dedo uno por uno y muévelos circularmente sintiendo cada articulación.
  4. Masajea circularmente por debajo de cada articulación de los dedos, de adentro hacia afuera.
  5. Masajea la planta del pie  hasta debajo del dedo gordo.

779d7a4593db5d4767ad339921333835